Reseña de Superman & The Authority #3

Superman & The Authority #3
Superman & The Authority #3

«¡Grimdark!»

Escritor: Grant Morrison. Dibujantes: Mikel Janin y Travel Foreman. Portada: Mikel Janin. Coloristas: Jordie Bellaire y Alex Sinclair. Portadas alternativas: Bengala

Superman volvió a reunir a la Autoridad, pero ¿por qué? ¿Qué amenaza hay ahí fuera a la que sólo puede enfrentarse este grupo? Ultrahumanidad, por supuesto. Este temible enemigo está formando su propio equipo, uno diseñado para enfrentarse a la Autoridad. Será su bautismo de guerra para demostrar si Superman tiene razón en que, independientemente de quiénes seamos, hay un héroe al acecho incluso en el peor de los casos. Este penúltimo número es un capítulo importante en el nuevo mito de Superman, ayudando a establecer dónde va Clark Kent a continuación… y con quién va.

Historia

Superman y sus aliados luchan contra los demonios creados por el inestable subconsciente de June lo mejor que pueden, pero se dan cuenta de que su única esperanza de sobrevivir y salvar a June es conseguir que ésta recupere el control de su mente.

Incluso la llegada de Natalie Irons sólo retrasa a los demonios y Superman intenta llegar a June, que sigue torturada por su propio alter-ego, la Encantadora. Desgraciadamente, June está demasiado perturbada para escuchar las palabras de Superman, lo que le obliga a pedir ayuda a Black. Black le dice a June que como los demonios fueron creados por ella misma, eso debe significar que debe ser más poderosa de lo que ella misma cree, así que le dice a June que acepte su lado oscuro como una parte de sí misma. El plan funciona y June y la Encantadora se funden en un solo ser, destruyendo el infierno personal de June y salvando a Superman y su grupo.

Un tiempo después, el equipo de Superman ha trasladado a June Moone de forma segura a Fuerte Superman, una nueva base de operaciones que el propio Superman ha establecido en Alaska.

Con su psique estable, June puede utilizar los poderes de la Encantadora sin inconvenientes notables. Black informa a todos de que aún les falta un recluta: Lightray, pero antes de que comience la búsqueda de Lightray, Superman habla con el equipo sobre cómo van a manejar la fuerza letal. Black espera otro sermón de «matar está mal y siempre hay otra manera», pero Superman admite que su hijo y sus compañeros están más concienciados con los temas sociales de lo que Superman y su equipo nunca estuvieron, así que aconseja al equipo que sea creativo en el uso de sus poderes y que evite las bajas siempre que sea posible. Después de todo, los adversarios no pueden aprender nada si están muertos.

En cuanto a Lightray, Superman les dice a Apollo y June que hablen directamente con Lightray, mientras que Black, Midnighter y Steel permanecerán a la espera por si ocurre algo malo. El propio Superman permanecerá en el Fuerte Superman como cebo, porque espera que los problemas vengan a buscarle.

Mientras tanto, en la órbita de la Tierra, la mente maestra que tiene como objetivo a Superman, Ultrahumanidad, transfiere su cerebro a un nuevo cuerpo. Sabe que el propio Superman se ha vuelto irrelevante en los últimos tiempos, la propia humanidad está en declive y el hijo de Superman no será un problema en sus planes. Aun así, se niega a correr riesgos con Superman, por lo que atacará al Hombre de Acero cuando esté débil y vulnerable.

En el Fuerte Superman, Kelex informa a Superman de que Dubai se enfrentará a un gran problema, por lo que el Hombre de Acero envía a sus compañeros a sus respectivas misiones.

Mientras tanto, Lightray recuerda sus días de gloria como la estrella brillante de Marte, la chica que encarnaba la esperanza y el optimismo; pero, por desgracia, la presión acabó por afectarla y ahora está planeando suicidarse. De repente, una entidad oscura le ofrece a Lightray una forma de escapar de su problema, una misteriosa gema envuelta en sombras. Esta entidad oscura es Eclipso.

Apolo llega a la casa de Lightray pero no encuentra rastro de ella. De repente, es atacado por una mujer no identificada, que exige saber qué ha pasado con Lightray.

Black, Midnighter y Steel llegan a Dubai y encuentran la ciudad bajo el ataque de un grupo de robots mejorados. Sin embargo, justo cuando el equipo está a punto de actuar, se encuentran en conflicto con otro grupo de metahumanos.

Mientras tanto, en el Fuerte Superman, Ultrahumanidad tiende una emboscada al Hombre de Acero, revelando haber transferido su cerebro al cuerpo de Solomon Grundy. Superman intenta contraatacar utilizando el Supermóvil, pero el villano rápidamente destroza el vehículo e incapacita a Superman, con la intención de transferir su mente al cuerpo de Superman en un intento de vengarse por todas las veces que Superman ha frustrado sus planes. Para ello, sin embargo, Ultrahumanidad necesita llevar a Superman a un lugar donde el equipo quirúrgico es tan indestructible como Superman: la ciudad embotellada de Kandor.

Opinión
4. Bueno

Cuando Grant Morrison realiza un nuevo proyecto para DC, sabes que te espera algo único. El genio loco de los cómics no siempre acierta, pero siempre sorprende. Y por suerte, hacen ambas cosas con esta aventura ambientada en el futuro.

La parte inicial, en el que Superman, Manchester Black y el resto de la nueva Autoridad se adentran en el paisaje mental de la Encantadora, es una de las partes más inventivas de Superman en mucho tiempo, sobre todo porque no da ni un solo golpe. En su lugar, este cómic plantea una pregunta: si tantos supervillanos están mentalmente enfermos, ¿por qué nadie intenta curarlos? June Moone, el amable alter-ego de la Encantadora, está literalmente perseguida por su alter-ego y los demonios que conjura. Ahora se encuentra atrapada por un producto de su imaginación. Superman toma la ruta inteligente e intenta ayudarla a encontrar su propio camino hacia la seguridad, y gana un aliado increíblemente poderoso como recompensa.

Pero ese no es el único héroe nuevo que se une al equipo en este número. Lia Nelson, alias Lightray, es una nueva velocista que adquirió sus habilidades por ser la primera niña nacida en Marte, y los fans de DC de los 90 reconocerán que en realidad se trata de la versión Tangente de Flash, que ahora se abre paso en el DCU. Se trata de un uso muy inteligente de una oscura continuidad de DC.

La segunda mitad de este cómic avanza rápidamente, con la división del equipo y la aparición de nuevas y múltiples amenazas. Pero la elección del Ultrahumanidad como prueba final de Superman es un acierto: el villano que cambia de cuerpo es uno de los villanos más inteligentes de Superman, y como la fuerza de Superman empieza a desvanecerse, es lógico que su desafío final sea uno en el que su mente sea la única salida.

Mikel Janin y Travel Foreman se unen en el arte de este número. Foreman se encarga principalmente de las secuencias de flashbacks y ataques, mientras que Janin se encarga del rescate de June y otras escenas. Aunque no coinciden exactamente, su arte es lo suficientemente complementario como para que se combinen bien.

Los coloristas Jordie Bellaire y Alex Sinclair tampoco tienen problemas con sus magníficas contribuciones.

Este parece ser otro cómic de DC muy entretenido que se termina prematuramente. Esperemos que ya haya planes en marcha para una serie continua, ya que este equipo definitivamente merece un estatus mensual.

Portada de Superman & The Authority #3

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESARReseñas de Superman & The Authority

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

67 − 58 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.