Reseña de Superman: Unbound

 
Basado en «Superman: Brainiac» de Geoff Johns/Gary Frank de 2008, Superman: Unbound encuentra la fuerza horrible responsable de la destrucción de Krypton – Brainiac – descendiendo sobre la Tierra. Brainiac ha cruzado el universo, coleccionando las ciudades interesantes de los planetas – Kandor, incluido – y ahora el que todo lo sabe, esta evolución androide tiene la vista fijada en Metrópolis. Superman debe reunir todos sus recursos físicos e intelectuales para proteger su ciudad, el amor de su vida, y su prima recién llegada, Supergirl.

El reparto de voces está encabezado por Matt Bomer (White Collar) como Superman, John Noble (Fringe, El Señor de los Anillos) como Brainiac, Stana Katic (Castle) como Lois Lane y Molly Quinn (Castle) como Supergirl.

El productor y supervisor James Tucker (Liga de la Justicia, Batman: The Brave and the Bold) también dirige la película con un guión de Bob Goodman (Warehouse 13, Batman: The Dark Knight Returns).

Una reseña realizada por Jesús Carballo.

 
Resumen

Lois es secuestrada por un grupo de terroristas que intenta aprovechar que el Hombre de Acero no se encuentra en Metrópolis para sembrar el caos, pero en su huída en helicóptero no se cercioran de que una visitante kryptoniana se encuentra también en la Tierra: Supergirl. Kara derrota a los terroristas, aunque en el último momento comete un error y es salvada junto a Lois por Superman.

El Hombre de Acero intenta ayudar a su joven prima Kara en los nuevos poderes que tiene y en la Fortaleza de la Soledad, ésta le explica el terror que tuvo vivir cuando un ser venido del espacio embotelló la ciudad de Kandor y le separó de su familia. Mientras la relación de Clark y Lois no termina de afianzarse, porque ésta no ve con buenos ojos que el chico de Kansas le ayude en todo.

No muy lejos de allí, un robot de Brainiac es enviado a la Tierra y nuestros satélites detectan su presencia. Rápidamente Superman se lanza a por él y mantiene una lucha encarnizada con el esbirro del coluano, hasta que lo derrota. Una vez que el robot es inservible lo traslada a la Fortaleza donde pasa a analizarlo. Kara llega y ve que la pesadilla se vuelve a repetir, por lo que destruye al cyborg.

Superman viendo que corren peligro con Brainiac, decide ir a buscarlo al espacio. Para ello se lleva el rastreador que tenía incrustado el esbirro del coluano. Una vez encontrado el lugar donde está atacando, el Hombre de Acero entra en acción e intenta salvar a los desdichados habitantes de un planeta desconocido, pero tras un intenso combate, no logra su objetivo y Brainiac destruye el planeta, dejando al Hombre del Mañana a la deriva.

Mientras en la Tierra, Kara intenta ayudar en lo que puede, mediando en conflictos que interés internacional, como en Corea del Norte y en África, pero sin saber muy bien como hacerlo.

Superman es encontrado en el espacio por Brainiac y llevado a su nave. Una vez allí los robots del coluano lo examinan, pero Kal-El se despierta y acaba con todos, para posteriormente encontrar al malvado Brainiac y enfrentarse a él.

Pero el duelo no sale favorable y Superman es enviado junto a sus compatriotas a la ciudad embotellada de Kandor, donde un sol rojo le impide usar sus poderes. Allí conoce a sus tíos Zor-El y Allura, que le explican lo que paso con Kandor. Agudizando su ingenio, el Hombre de Acero logra escapar de la ciudad embotellada usando a los centinelas que el propio Brainiac enviaba para controlar a los kandorianos.

Cuando se encuentra fuera de la ciudad embotellada, vuelve a enfrentarse a Brainiac, venciéndolo y escapándose con la ciudad de Kandor en su lanzadera espacial. Una vez de regreso en la Tierra le muestra a Kara su ciudad natal y está intenta hacer que su gente vuelva al estado normal, pero no lo consigue.

Por otro lado, Brainiac se recupera y llega a la Tierra, para intentar embotellar Metrópolis. Superman y su prima se unen para derrotarlo, pero no logran evitar que el coluano reduzca una gran parte de la ciudad y la transporte a su nave. Posteriormente Brainiac derrota a Superman y Supergirl, y aprovecha para lanzar un misil al sol y así destruir por completo la galaxia. Supergirl, llena de confianza, pese a la derrota, decide ir en busca del misil, mientras Superman se enfrenta por última vez a Brainiac.

Tras un combate final titánico, el Hombre de Acero logra sacar al coluano de su nave y en un cenegal lo vence, librando así al universo de un ser tiránico. Por otro lado, Kara logra desviar el misil de Brainiac y evita que el sol estalle. Al final Superman y Kara viajan a un planeta con características muy parecidas a Krypton y allí logran que los kandorianos se libren de su prisión, dándoles una nueva oportunidad de vida.

Ya en la Tierra, Clark, después de todo, le pide matrimonio a Lois para concluir con la historia.

Opinión

El listón dejado por DC en sus últimas películas animadas, tanto de Superman como de sus otros superhéroes, es bastante alto. Quizás por ello, Superman: Unbound me haya dejado con un sabor «raro» tras visionarla.

Para empezar la caracterización del Hombre de Acero no me gusta como ha quedado. Tanto el rostro como el cuerpo no dan el aspecto del Superman que se creó en otros episodios de películas de DC, donde al menos sí cumplía con el aspecto del cómic. Aquí supongo que al ser bastante difícil igualar el dibujo de Frank, lo han tenido que hacer así, pero de todas maneras no me convence.

Por otro lado, han cambiado el comienzo y el final de la historia. Se han centrado más en Krypton y Brainiac, y han dejado atrás la relación de Clark con su padre, que fue uno de los puntos que movía el eje de la historia con Brainiac.

Recordemos que en el cómic (del cuál se ha basado) Jonathan Kent acaba falleciendo en manos de su esposa Martha, tras un infarto y después de haberla salvado de una de las naves que lanza Brainiac a la granja Kent para vengarse de su derrota en la Tierra. En la cinta de animación no es así. Al igual que tampoco lo que ocurre con Kandor, ya que Superman y Kara se lo llevan a otro planeta, cuando en el cómic, el mismo Hombre de Acero hace crecer la ciudad en el Ártico, llevándonos a la saga de Nuevo Krypton en el cómic.

Salvando las diferencias con el cómic, para el aficionado de Superman puede quedar como una película más, pero para otra persona no seguidora del personaje, le puede resultar aburrida. Tiene momentos álgidos, como los combates, pero el guión es flojo y se echa de menos el peso de más historia.

En general, es una película de la que me esperaba más, pero que podemos sumar a nuestra colección. No hay que buscarle más. Superman: Unbound es lo que es. Una peli entretenida de Superman, pero nada más.

Copyright de la reseña  © Jesús Carballo

Comments

comments

3 comentarios sobre “Reseña de Superman: Unbound”

  1. No he leído la reseña aún, quiero ver la película primero. Mavi, te mando un correo y me pasas el enlace para descargarla, vale?

  2. A mi me ha gustado bastante.Le faltan cosas que el comic aporta,pero aun asi esta guapa la pelicula.En version original la voz de John Noble es impresionante!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

86 − = 79

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.