Reseña de Justice League Vol. 4 #2

Justice League #2

«La Totalidad» – Parte Dos

Guión: Scott Snyder. Lápices: Jorge Jiménez. Tintas: Jorge Jiménez. Portada: Jorge Jiménez. Portada alternativa: Jim Lee

La Liga se enfrentó a una decisión imposible… ¡y ahora debe afrontar las consecuencias! Mientras que el Detective Marciano y Batman intentan reclutar a un viejo aliado, ¡Flash y Hawkgirl son cegados por nuevos desafíos que podrían reescribir sus mitologías!

Resumen

Tres meses atrás, Lex Luthor encontró una puerta que le abrió los ojos hacía una verdad oculta mientras se hallaba destruyendo el viejo club de legionarios de Kansas al que pertenecía su padre.

En el presente, John Stewart viaja en una nave hacía Oa para entregar a un prisionero cuando de pronto La Cosa del Pantano se le aparece a bordo para intercomunicarlo con Batman. Rápidamente el Caballero Oscuro le explica que la Totalidad aterrizó en el desierto de Nevada y que La Liga de la Justicia cree que en su interior yace el código para reparar al Multiverso, por eso mismo le pide que se una al equipo dado que la existencia del Multiverso necesita más que nunca de un arquitecto. No obstante, a causa de sus traumas personales, John decide no darle una respuesta por el momento. En ese mismo instante la Liga se enfrenta y derrota a Killer Croc, que fue mutado hasta convertirse en un monstruo gigante después de entrar en contacto con el escudo de energía que se formó en torno a la Totalidad.

En el cuartel de la Legión de la Perdición, Lex le revela a sus compañeros que la Totalidad es la llave hacía el dominio absoluto, pero para controlarla primero deben desbloquear a las siete fuerzas ocultas del universo. Él ya logró despertar una en la forma de un bebé que le concede a Grodd el poder de acabar con Flash y les informa que Sinestro se encuentra en camino a despertar la segunda.

Mientras tanto en el Salón de la Justicia, Superman y el Detective Marciano se preparan para incursionar más allá del escudo de la Totalidad junto a Batman y Hawkgirl, que estarán dentro de sus cabezas pilotando unas naves microscópicas creadas con ayuda de Atom.

Por otro lado en alguna parte del espacio profundo, John Stewart se cruza por accidente con la fuente de la Fuerza de la Inmovilidad y allí es capturado por Sinestro, que aparece como el primer agente del espectro emocional invisible.

A su vez en Nevada, Superman y el Detective Marciano se aventuran hacia el escudo enfundados en armaduras protectoras bajo la atenta mirada de sus compañeros; sin embargo la estación de monitorio donde se encuentran Flash, Aquaman y Wonder Woman es súbitamente atacada por John Stewart, que se presenta como el líder de los Corps Ultravioleta.

Entretanto Cheetah descubre que el Lex Luthor frente a ellos es un Lexbot, dado que el Lex verdadero se encuentra dentro del torrente sanguíneo de Superman, que lucha por atravesar el escudo de la Totalidad para llegar hacía el otro lado.

View post on imgur.com

Opinión

Para mí, la voz de Scott Snyder siempre ha sido su mayor activo. Toda su carrera en Batman estuvo marcada por el monólogo interno de Bruce, que le dio más espacio que de costumbre para trabajar la historia a través de un lenguaje bien trabajado. La Liga de la Justicia de Snyder ha introducido un narrador en tercera persona, y es una de las cosas que más he disfrutado hasta ahora. La cantidad de narración nunca parece excesiva, ni parece un mecanismo inseguro para garantizar nuestra comprensión. Snyder claramente confía en que sus artistas hagan su parte de la narración, así que sospecho que el narrador nace de un propósito deliberado. ¿Qué propósito? No puedo hablar de la intención de Snyder, pero encuentro que la función principal es generar malestar sin usar arbitrariamente a los personajes para hacerlo. Se nos deja entrar en la incertidumbre de J’onn y en los pensamientos de Luthor sin tener que entrar en sus mentes a través de la narración en primera persona. Tal vez parezca que no importa si la narración es en primera o en tercera persona, pero para mí sí. Es más fácil para mí tragarme el reconocimiento implícito de Snyder de que nos está diciendo algo que tratar de jugar con el dispositivo ineficaz que pretendería que el monólogo interno de un personaje es un ensayo conveniente de cosas que nosotros, los lectores, necesitamos desesperadamente saber.

De todos los personajes, Luthor es el más brillante. Su carisma despiadado me entretiene, y su bravuconería se las arregla para parecer encantador. Snyder se las arregla para capturar cierta teatralidad villana de la vieja escuela sin disminuir la amenaza de Luthor. Los grandes villanos del cómic se convirtieron en grandes no sólo por el desafío que representaban para nuestros héroes, sino también por la distinta extravagancia que cada uno aportaba a su actuación. Es refrescante ver ese tipo de cosas en juego aquí después de una larga sequía.

J’onn J’onzzz es segundo. Él y Lex son los puntos focales obvios, tanto en sus papeles paralelos en sus respectivos equipos, como en la observancia por parte del narrador de sus pensamientos y sentimientos. J’onn ni siquiera tiene mucho que decir esta vez, pero su presencia se siente, y su conciencia de lo mal que las cosas pueden llegar a tener colores en la forma en que lees este número entero. La Liga inevitablemente descubrirá que él ha estado ocultando sus ideas, y eso también pende sobre los procedimientos.

Jiménez lleva dos años entregando deslumbrantes retratos de muchos de estos personajes, y -junto con su habitual colaborador Alejandro Sánchez- continúa haciéndolo en este número. Pero sus puntos fuertes no son meramente estéticos. Sólo la primera página es un brillante ciclón de narración, un preludio visual perfecto para los comentarios del narrador sobre la recién descubierta pasión por la verdad de Luthor. Mira la mentira en los dos primeros paneles: Lex Luthor, héroe americano, con una sonrisa en la cara. Pero las caras de los Legionarios empiezan a exponer la mentira, y la cara de Luthor en la parte inferior izquierda casi dice «bueno, tienes razón». La página se consuma en el panel final cuando por fin sale a la luz la verdad, tanto en la cara de Lex como en sus palabras.

Mira el crecimiento de la sombra sobre su cara, también. Cuanto más nos acercamos a la fea verdad, más la sombra envuelve la cara de Lex, hasta que por fin, sólo la mitad de un ojo permanece fuera de la oscuridad. Este es un excelente material de Jiménez y Sánchez, y una muestra representativa del tipo de narrativa expresiva que llena este cómic.

Por su parte, Tom Napolitano hace un gran trabajo anidando las muchas palabras de Snyder en medio de esta gran narración visual. Sus efectos de sonido son limpios y se mezclan bien con la obra de arte. Hay un momento en la parte superior de la página «Mientras tanto, en el Salón de la Justicia» donde el diseño obliga a una ligera confusión en el orden de lectura, pero no estoy seguro de que Napolitano pudiera haberlo hecho mejor. Y al final, esa confusión momentánea es rápidamente remediada por el texto, y es probable que nunca más pienses en ello (¡si es que lo pensaste en primer lugar!).

Aunque la voz de Snyder es su mayor activo, a veces puede caer en la trampa de hacer que todos sus personajes se parezcan a Scott Snyder, y lo siento un poco aquí. John Stewart carece de la clara identidad que hemos visto en Hal Jordan y el Cuerpo de Linternas Verdes y la serie New 52 que lo precedió, y Superman -un personaje cuyo discurso debería destacar casi tanto como su uniforme de colores brillantes- no se diferencia lo suficiente de Batman. Parte del problema es que esta vez no habla mucho, pero Snyder haría bien en encontrar maneras creativas de hacerlo más distinto en un espacio limitado.

No es tan impresionante como el primer número, pero la Liga de la Justicia #2 tampoco tiene por qué serlo. La escritura fuerte y la narración visual experta hacen que la lectura sea convincente, y el enfoque en Lex Luthor sigue dando sus frutos. Su arrogancia carismática es divertida de leer y ver. Si los héroes son tan buenos como sus villanos, entonces la Liga de la Justicia podría ser la mejor.

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.