Reseña de Batman/Superman Vol. 2 #7

Batman/Superman #7

«El compromiso de Kandor: Primera parte»

Guión: Joshua Williamson. Lápices: Nick Derington. Tintas: Nick Derington. Portada: Nick Derington. Portada alternativa: Andy Kubert

Después de «Los Infectados», Batman y Superman crean nuevas medidas para evitar tramas ocultas y peligrosas de supervillanos en el futuro. Usando nueva tecnología para rastrear villanos en todo el Universo DC, el Caballero Oscuro y el Hombre de Acero se sorprenden al descubrir que el General Zod ha regresado a la Tierra, y que su nuevo objetivo es … ¡Ra’s al Ghul! ¿Cuál es el plan de Zod y qué tiene que ver con la destruida ciudad embotellada de Kandor? ¡Descúbrelo en el primer capítulo de una epopeya en dos partes que presenta el trabajo del artista Nick Derington!

Resumen

Sosteniendo entre sus manos los restos de la ciudad embotellada de Kandor, destruida tras el ataque de Rogol Zaar contra Kal-El, el General Zod cierra los ojos y alega poder escuchar los gritos de todos los inocentes que perecieron. Enfurecido por esa injusticia él se alza en vuelo, prometiendo que vengará a todos los kandorianos.

Entretanto Batman y Superman llegan al cementerio de la isla Stryker, dado que el algoritmo pronosticador de potenciales de amenazas les advirtió que alguien trataría de robar el cadáver de Clay Ramsey, también conocido como el Hombre Kriptonita. Sabiendo que la radiación persistente en el cuerpo de Ramsey puede ser sintetizada para elaborar un arma, Batman y Superman registran la zona para determinar si alguien ha intentado acceder al cuerpo. Superman comenta que puede sentir un ligero rastro de kryptonita en el aire pero tras analizar el cadáver Batman concluye que está limpio de radiación y que no son los únicos en ese cementerio. De golpe, un asesino con máscara de plomo salta desde un árbol y ataca a Superman con una espada cuya hoja se encuentra imbuida con kryptonita sintética.

Batman se abalanza contra el asesino pero su estilo de combate le hace darse cuenta que es Ra’s al Ghul. La Cabeza del Demonio lo felicita y añade que no se esperaba encontrarlos allí, por eso lanza una bomba de humo para huir pero Superman lo detiene para que explique por qué necesita kryptonita. Sin miramientos Ra’s informa que la necesitaba para detener a Zod, ya que acudió a él días atrás demandando que le dejara usar el Pozo de Lázaro para revivir a la población de Kandor.

Sabiendo que no sería bueno tener suelto a un ejército de kryptonianos enloquecidos, Ra’s al Ghul optó por destruir el pozo, sin embargo informa que existen más pozos y que Zod no se detendrá hasta encontrarlos. Ra’s intenta marcharse para continuar con la cacería pero Batman declara que ahora ese caso les pertenece. Debido a que el detective planea arrestarlo, Ra’s se mofa indicando que él es el único que conoce la ubicación de los pozos y sabe exactamente cuál será el que Zod busque primero. Tras llegar a un delicado acuerdo Batman se sube al avión de Ra’s y junto a Superman parten rumbo a México. En medio del vuelo Ra’s disfruta de una taza de té pero Batman le advierte que sabe que trama algo y cuando lo averigüe no dudará en romperle todos los huesos del cuerpo. Más adelante llegan hasta el templo perdido de Quetzalcóatl donde yace otro pozo resguardado por la Liga de Lázaro, una facción de asesinos entrenados por Ra’s para cuidar el pozo con sus vidas. Una vez dentro del templo encuentran a los guardianes derrotados, lo cual les indica que Zod llegó primero. En la cámara del Pozo el trio da con Zod sosteniendo a Kandor entre sus brazos. Superman le advierte a su viejo enemigo sobre el peligro que puede desatar si utiliza el pozo, pero Zod lo comanda a cumplir con su deber de kryptoniano y que lo deje hacer lo que él no pudo.

Ra’s al Ghul le manifiesta a Zod que no lo dejará usar el pozo, pero en ese momento Superman usa su visión de rayos x y descubre que Kandor está completamente vacía. Al instante cientos de diminutos kandorianos emergen desde las aguas de lázaro con los ojos brillando de furia. Cuando los pequeñines se lanzan al ataque como si fueran un enjambre, Zod celebra el renacimiento de Kandor.

Opinión

Ir más allá del año de los lazos con los villanos va a ser bueno para Batman/Superman. Al menos esa es la impresión inicial después de leer este número. El escritor Joshua Williamson establece un astuto conflicto con el General Zod y Ra’s al Ghul de una manera inesperada que tiene mucho sentido dados los personajes involucrados.

Esta es una historia que adelanta las impredecibles posibilidades de este título, con un montón de estrellas invitadas incluyendo a Magog, El Bromista, Bizarro y el Dr. Destino. No quiero estropear la trama de este arco, pero me encanta que Williamson haya tenido en cuenta los acontecimientos que recientemente han tenido lugar en Superman para este.

Nick Derrington interviene para manejar el arte de este arco. Derrington es uno de los artistas de estilo antiguo como Doc Shaner que aporta una animada visión moderna de la Edad de Plata a la historia. Sus paneles están llenos de energía y sus páginas son cautivadoras. Los colores de Dave McCaig transmiten maravillosamente esa brillante y audaz sensación de la vieja escuela.

Siempre es divertido ver las tramas de los equipos creativos de otros cómic y esta es una muy fuerte que debería hacer un excelente arco. No te pierdas este.

Comments

comments

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.