Reseña de la película de animación «Justice Society: World War II»

Justice Society: World War II
Justice Society: World War II

Lanzamiento digital: 27 de abril de 2021. Lanzamiento físico: 11 de mayo de 2021

Escrita por Meghan Fitzmartin and Jeremy Adams. Dirigida por Jeff Wamester

Reparto: Stana Katic como Diana/Wonder Woman. Matt Bomer como Barry Allen/The Flash. Omid Abtahi como Carter Hall/Hawkman. Darren Criss como Superman, Superman/Clark Kent/”Shakespeare”. Chris Diamantopoulos como Steve Trevor. Matthew Mercer como Rex Tyler/Hourman. Elysia Rotaru como Dinah Lance/Black Canary. Armen Taylor como Jay Garrick/Flash. Liam McIntyre como King Arthur/Aquaman. Keith Ferguson como Doctor Fate. Geoffrey Arend como Advisor. Darin De Paul como Franklin D. Roosevelt, Brainiac. Ashleigh LaThrop como Iris West

Flash descubre que puede correr incluso más rápido de lo que imaginaba, y ese hito resulta en su primer encuentro con la Fuerza de la Velocidad. Flash se lanza rápidamente en medio de una batalla furiosa durante la Segunda Guerra Mundial entre los Nazis y un equipo de superhéroes llamado Sociedad de la Justicia de América. Liderado por Wonder Woman, el grupo incluye Hourman, Canario Negro, Hawkman, Steve Trevor y el Flash original Jay Garrick. Flash se ofrece como voluntario rápidamente para ayudar a sus compañeros héroes a inclinar la balanza de la guerra a su favor, mientras el equipo intenta descubrir cómo enviarlo a casa. Pero no será fácil ya que las complicaciones y las emociones son profundas.

Historia

Durante la Segunda Guerra Mundial, un desesperado presidente Roosevelt escucha el informe de guerra del capitán Steve Trevor. En él, las cosas no pintan nada bien para los aliados, pero Steve le propone la creación de un equipo de Metahumanos ultra secreto y liderado por la princesa amazona Diana, la Sociedad de la Justicia de América.

Mientras tanto, en otra época, Barry Allen, el Flash de la modernidad, decide viajar a Metrópolis junto con su novia Iris West, con el objetivo de escapar de Central City y por lo tanto, de su trabajo como héroe. Sin embargo, durante la cita, Iris se enfada con él puesto que Barry no parece ser capaz de dejar de lado ni sus superpoderes ni su oficio como héroe, aunque en el fondo la chica lo entiende. Éstos tienen una pequeña discusión en la que Iris termina por sugerirle que termine con ella si es que su relación no va para ningún lado, pero antes de poder continuar, Barry se ve forzado a convertirse en Flash para proteger Metrópolis.

Justice Society World War II

Barry entra en combate junto a Superman, y ambos enfrentan a Brainiac. Durante el combate, Superman está contra las cuerdas, a punto de ser alcanzado por una bala de kryptonita que el coluano ha lanzado. Flash corre tan rápido para impedir que Superman muera que entra por primera vez a la Fuerza de la Velocidad, y termina en medio de un campo de batalla durante la Segunda Guerra Mundial, dos años después de la creación de la Sociedad de la Justicia.

Al principio, Diana y sus compañeros no confían en este Flash, pues les resulta imposible de creer su historia de que viene del futuro, a pesar de que Jay, un Flash ya bien experimentado, les dice que con la Fuerza de la Velocidad esto no sería imposible.

Flash se gana el respeto del equipo al salvar a Steve, que había venido a sacarlos del campo de batalla en un avión pero fue derribado. Sin embargo, durante esta corta carrera, Barry descubre que sus facultades como velocista se han reducido considerablemente.

Al llegar al cuartel de operaciones de la Sociedad de la Justicia , conocemos a Shakespeare, nombre clave del reportero oficial que se encarga de mantener a la sociedad oculta, dándole siempre el crédito a los soldados estadounidenses en las acciones del grupo, y que tiene un parecido bastante peculiar con un personaje que ya conocemos.

Además, Steve le pide matrimonio a la princesa amazona frente a todos, a lo que esta rechaza su oferta. Gracias a los miembros del equipo, tanto Barry como nosotros, sabemos que este ya es un proceso rutinario, cada día se lo pide de una forma diferente, pero ella siempre lo rechaza porque para Wonder Woman, su prioridad es terminar con la guerra. Después ya podrá pensar en casarse con el amor de su vida, o al menos eso piensa ella.

Tras un debate entre los miembros del equipo, en el que estos no logran decidirse si utilizar o no lo que Barry pueda saber del futuro y qué deberían hacer con su extraño visitante, estos deciden que lo mejor es que Barry (a quien bautizan como Chico Futuro) se quede con ellos durante toda su estancia en este periodo de la historia, y emprenden una nueva misión, en la que deben buscar a un sujeto que está “demente” para que les ayude a descifrar el mensaje encriptado que alguien les ha hecho llegar.

Cuando se infiltran en uno de los campos de prisioneros de los Nazis para encontrar a esta persona, conocemos un poco más a los miembros de la Sociedad de la Justicia.

Dina Lance (Canario Negro) y Carter Hall (Hawkman) son muy buenos amigos, confidentes uno del otro. Dina está decepcionada, puesto que al unirse a la sociedad, ella pensaba que al fin tendría algo por lo que sentirse realizada, pero este no ha sido el caso. Todo lo contrario. Siente que está en el mismísimo infierno, y realmente no tiene nada por qué volver a casa, mientras que Carter intenta animarla.

Justice Society World War II

Jay (Flash) y Rex Tyler (Hourman) son muy buenos compañeros de armas. Rex lidia con su adicción al miraclo, la droga que le da sus poderes. Mientras queJay se siente inútil porque desde que apareció el otro Flash, sus poderes parecen haberse reducido considerablemente.

Cuando se encuentran todos juntos y el código es descifrado, tenemos algunas revelaciones. Por un lado, descubren que el código contiene unas coordenadas que los llevan directamente a lo que parece ser el triángulo de las bermudas. Pero lo más importante, es que en este momento se lleva a cabo un tiroteo en el que Shakespeare recibe un disparo directo. Las balas le rebotan.

Es en ese punto que Shakespeare se revela como Clark Kent, el hombre que Barry conoce en su mundo como Superman. Clark, que no ha sido criado por los Kent. Sus padres murieron cuando él tenía 3 años. Este Clark Kent en vez de unirse al equipo y ayudar, que es lo que un Superman canónico haría, abandona a la Sociedad de la Justicia a su suerte.

Esta revelación, también nos conduce a otra. Barry no está en el pasado, está en otra tierra, lo que explica por qué los poderes de ambos Flash se han visto menguados. Tenemos la primera mención al Multiverso.

Gracias a Steve, el equipo consigue un submarino para llegar hasta las coordenadas del mensaje. Allí, son salvados por los atlantes, ¿o no?

Tras ser rescatados, son llevados por lo que parece ser un soldado atlante ante el rey de Atlantis, Aquaman, quien promete ayudarlos. Sin embargo, en esta tierra, Aquaman se encuentra al servicio de Hitler, y por órdenes del soldado atlante que conocimos anteriormente (ahora nos enteramos que en realidad es un servidor nazi que utiliza magia para controlar a Arthur). Éste encarcela a nuestros héroes, y pretende destruir a la superficie (o más bien a la parte de la superficie en la que se encuentran los enemigos del Führer), pues le han metido ideas en la cabeza de que ellos destruirán el mundo de las profundidades, mientras que Hitler y su ejército no le harán ningún daño.

Justice Society World War II

Devuelta en la prisión atlante, los dos Flash descubren que la única forma de salir de ahí es utilizar su velocidad. Pero no por separado, sino en conjunto. Con esto decidido, Barry utiliza su velocidad así como la de Jay para vibrar a través de los barrotes que les tenían encarcelados. Tras salir de ahí, Barry estudia rápidamente los planes de los atlantes, y descubre que deben dirigirse a Nueva York, puesto que ahí será el ataque, pero también deben seguir al rey de Atlantis, quien según el plan, liberará a unas criaturas monstruosas de un lugar conocido como La Fosa.

Llegados a este punto, la Sociedad de la Justicia se divide. Por un lado, Barry y Wonder Woman irán tras Aquaman, mientras que el resto volverá al submarino, con rumbo hacia Nueva York.

Todo parece ir bastante bien, pero Barry y Diana llegan demasiado tarde. Las criaturas de La Fosa han sido liberadas, y están listas para atacar. Es momento de la batalla final.

Durante las escenas siguientes, tenemos una secuencia de acción propia de una verdadera guerra, a pesar de que esta sea una película PG +13. Durante el combate, Dina presencia la muerte de Carter, conociendo el verdadero horror de la guerra. Sin embargo, Carter le deja unas sabias palabras de consuelo, pidiéndole que no deje de creer en la humanidad y en el amor. Y Carter muere, por lo menos hasta su próxima rencarnación.

Steve, quien está decidido a dar todo por su país, incluso su propia vida, se enfrenta al rey de Atlantis. La determinación del humano aumenta las dudas en la cabeza de Arthur, quien ya desde hace tiempo estaba cuestionándose si estaba haciendo lo correcto. Finalmente se retira, derrotado por Wonder Woman.

Cuando creían que todo estaba terminado. Los alemanes hacen un último movimiento, tratando de bombardear la ciudad. Y es en ese momento, cuando Shakespeare, el Clark Kent de esta tierra, asume su papel como Superman y detiene los proyectiles, pues por fin ha decidido dejar el banquillo y entrar al juego.

Finalmente, cuando creíamos que todo había terminado, Steve es herido de muerte por el asesor de Aquaman, soldado nazi que se hacía pasar por servidor atlante. En su lecho de muerte, Steve le pide matrimonio a Diana una última vez, a lo que esta finalmente termina aceptando, descubriendo por primera vez lo efímera que puede llegar a ser la vida, y entendiendo que no existe un mañana asegurado. Lo único real es el aquí y el ahora.

Con la batalla (pero no la guerra) terminada, la Sociedad de la Justicia de América envía a Barry Allen devuelta a su tierra. Antes de irse, Diana le entrega el anillo a Barry, diciéndole que él entendió lo que ella nunca pudo.

Devuelta en su mundo, Flash aparece frente a un sorprendido Superman salvándole de una muerte segura al ser alzanzado por la bala de kryptonita de Brainiac. Clark le agradece la ayuda al velocista, a lo que este le sugiere que esto no debe ser algo de una sola vez. Muchas amenazas vendrán, y por ello, él siente que deben crear un grupo con más individuos como ellos.

Esta historia termina solucionando el primer conflicto que vimos, el de Barry y su novia Iris. Esto por medio de una propuesta de matrimonio. Porque a pesar de los peligros que vengan, su tiempo con la Sociedad de la Justicia le enseñó a Barry que el mañana no está asegurado. Por ello, debemos hacer todo lo que sintamos en el hoy.

Resumen realizado por Super-Ficción

Opinión
3. Regular

«JusticeJustice League Dark: Apokolips War» puso fin a siete años de tramas interconectadas del universo animado de DC en 2020, cuando Flash reinició toda la línea temporal con la esperanza de crear un futuro mejor. «Justice Society: World War II» centrada en Flash parece ser el primer gran paso para establecer esa nueva continuidad, pero en detrimento de su premisa.

Las exigencias de la construcción de una franquicia tiran de la película de animación de 90 minutos en demasiadas direcciones para centrarse en su premisa objetivamente impresionante: Wonder Woman en el papel de Indiana Jones.

La Sociedad de la Justicia: La Segunda Guerra Mundial comienza con Wonder Woman (Stana Katic de «Castle») liderando un equipo de superhéroes para detener la búsqueda de Hitler de artefactos mágicos que podrían dar a los nazis una ventaja en la Segunda Guerra Mundial. Pero tras una presentación de los personajes titulares y una buena secuencia de créditos en blanco y negro ambientada con una conmovedora música orquestal, la película da el primero de varios giros bruscos en el tono y la trama al dirigirse a la Metrópolis de hoy en día, donde Barry Allen/The Flash (Matt Bomer de «Doom Patrol») está lidiando con problemas de relación que podrían haber sido sacados directamente de un episodio de «The Flash» de The CW.

La novia de Barry, Iris West (Ashleigh LaThrop de «El Cuento de la Criada»), está molesta porque él está demasiado ocupado siendo un superhéroe para pasar tiempo con ella. Pero como el propio Flash, el guión de Meghan Fitzmartin y Jeremy Adams se precipita hacia algo nuevo sin preocuparse por lo que se deja atrás. En medio de la discusión, Flash se va para ayudar a Superman (Darren Criss de «Glee» y «American Crime Story») a luchar contra una versión particularmente aburrida de Brainiac, y durante la batalla Flash corre tan rápido que acaba luchando contra los nazis.

La Sociedad de la Justicia de América apareció en la segunda temporada de «Legends of Tomorrow» de The CW, como un modelo de competencia y cooperación destinado a inspirar a la escuadra de perpetuos fracasados de esa serie a hacerlo mejor, y sirven para el mismo propósito en la Sociedad de la Justicia, al inspirar a Flash a volver a su tiempo y formar la Liga de la Justicia. Pero al centrar la narrativa en el viaje de Barry en lugar de la JSA, la película no consigue desarrollar realmente a ninguno de sus personajes.

Hay un fuerte trabajo de base, Hourman (Matthew Mercer, de «Critical Role») se siente inadecuado porque sólo tiene poderes durante una hora al día. Hawkman (Omid Abtahi de «The Mandalorian» y «American Gods») y Canario Negro (Elysia Rotaru de «Arrow») replican la trama de Hawkgirl de la primera temporada de «Legends of Tomorrow», centrada en el reto de tener un romance con cualquier otra persona cuando eres consciente de que tienes un alma gemela literal.

Luego tenemos el pasteloso arco del romance entre Wonder Woman y Steve Trevor (Chris Diamantopoulos). Ambos se esfuerzan por imitar las interpretaciones de Gal Gadot y Chris Pine en «Wonder Woman» pero elevado hasta la máxima potencia. Incluso vemos la sólida imitación de Katic del acento de Gadot.

Si nos centramos en la breve aparición de Superman, incluso nuestro héroe no es inmune a estos temas de pérdida o tiempo limitado. En Tierra-1, está limitado por la kryptonita que tiene Brainiac para quitarle el poder, lo que demuestra que necesita la ayuda de Flash. En Tierra-2, tiene un tiempo limitado con Jonathan y Martha Kent, quienes, como sabemos, murieron en un accidente de coche cuando él tenía tres años; por no mencionar que sus propios poderes son limitados, ya que el Superman de Tierra-2 no puede volar. Sin embargo, luce unas mallas clásicas de Superman muy acertadas en los cómics, lo que hace que el «no vuelo» merezca la pena.

Pero justo cuando parece que estamos a punto de entrar en la diversión de golpear a los nazis con un asalto a un castillo al estilo de «Doce del patíbulo» (The Dirty Dozen), la Sociedad de la Justicia amplía su ya extenso elenco a un número inmanejable de héroes en los que centrarse, y luego desvía su trama por completo para presentar a Aquaman y a un villano absurdamente genérico. La lógica aquí podría ser que las películas de acción real de «Wonder Woman» y «Aquaman» lo hicieron bien, por lo que los fans deben querer ver más de esos personajes, pero las representaciones siguen siendo deficientes.

Los episodios «Savage Time» de la serie animada de la Liga de la Justicia demostraron que hacer que los héroes modernos viajen en el tiempo hasta la Segunda Guerra Mundial puede proporcionar una excelente mezcla de patetismo y aventura, mientras que «Wonder Woman» y «Capitán América: El Primer Vengador» demostraron que se pueden conseguir muchas emociones y presagios de futuros superhéroes con una obra de época directa. Los guionistas y el director Jeff Wamester parecen haber necesitado utilizar la película para presentar a la mayor parte de la Liga de la Justicia, pero el resultado es una producción sobrecargada.

Da la sensación de que hay tres películas metidas en una, y ninguna de ellas es buena. Los creadores de «Justice Society: World War II» se las arreglaron para estropear el simple placer de tener superhéroes luchando contra nazis, al carecer de algo significativo que decir más allá de «La Liga de la Justicia es una buena idea». La película pretende dejar a los fans entusiasmados por la próxima gran aventura de equipo, pero no consigue ofrecer algo entretenido, o incluso lo suficientemente coherente como para mantenerse por sí misma. Tal vez la próxima fase del Universo Animado de DC pueda estar a la altura de las alocadas aventuras de su última encarnación, a pesar de este comienzo tan accidentado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Reseñas de películas

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 50 = 56

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.