Cómo Sean Connery convenció a Christopher Reeve para ser Superman

Sean Connery y Christopher Reeve

Hoy hemos conocido el fallecimiento de Sean Connery a los 90 años de edad. Un actor con una gran trayectoria, que interpretó al posiblemente mejor James Bond de la historia y al que tenemos que agradecer que Christopher Reeve asumiera el manto de Superman.

Christopher Reeve, posiblemente el Superman más querido de todos los tiempos, una vez tuvo dudas acerca de su papel como el Hombre de Acero. ¿Sabías que la persona que ayudó a borrar esas dudas fue nada menos que el propio James Bond? Sí, fue el actor Sean Connery, el que le convenció para que aceptara el icónico papel.

Eso es lo que reveló en una entrevista Tom Mankiewicz, el legendario guionista que contribuyó tanto a «Superman: The Movie» y su secuela, como a un par de películas de James Bond. Mankiewicz habló con Empire Online poco antes de su muerte el 31 de julio de 2010.

Mankiewicz, que ayudó a dar forma a los personajes de Bond y Clark Kent/Superman, reveló que puso a Christopher Reeve en contacto con Sean Connery a petición de Reeve porque el actor tenía miedo de ser encasillado en el papel de Superman:

«Es increíble que lo pensara en ese momento porque (la película no había salido y) sólo había estado en una (otra) película en un papel secundario. Su primera preocupación era, y es la de un joven actor, «¿Voy a ser Superman el resto de mi vida?» Quería que lo pusiera en contacto con Sean Connery porque había hecho «Diamantes para la eternidad» con Sean y lo conocía muy bien. Dijo: «Sean Connery sabrá de encasillamiento porque ya no interpreta más a Bond». Tengo que hablar con él». Estaba tan comprometido.»

«Una noche hubo una fiesta. Sabía que Sean no querría hablar con él de esa manera; Sean podría ser un tipo quisquilloso también. Bueno, estábamos allí y estaba Sean. Chris dijo, «Oh, por favor. Tengo que hablar con él». Me acerqué a Sean y le dije: «El chico que va a interpretar a Superman está allí y quiere hablar contigo sobre el encasillamiento». Sean dijo, «Ahh, caramba, Boy-o.» Sean solía llamarme «Boy-o». Yo sólo tenía 27 años cuando escribí «Diamantes para la eternidad», así que para él era «Boy-o».

Pero insistí, «Hazme un favor y habla con él». Finalmente aceptó, y luego le dijo a Chris, «En primer lugar, si Boy-o escribió el guión probablemente no será un éxito.» Le encantaba tomarme el pelo. Dijo: «Así que no tienes que preocuparte por eso. Si es un éxito, búscate algo completamente diferente que hacer de inmediato». Supongo que por eso Chris hizo «En algún lugar del tiempo» (Somewhere In Time), una historia de amor. Luego Sean añadió: «Por cierto, si es un gran éxito, consíguete el mejor jodido abogado del mundo y firma con ellos». Una vez hecho el favor, se alejó. Le dije a Chris: «¡Bueno, ahí tienes tu consejo!»

Por un lado, el consejo parece haber funcionado, porque Reeve estaba convencido de continuar en el papel (aunque es intrigante preguntarse cómo podrían haber funcionado las cosas de otra manera si no se hubiera reunido con Connery). Pero por otro lado, Reeve tenía razón todo el tiempo, porque nunca pudo deshacerse de esa maldición de estar encasillado en el papel, por mucho que lo intentara.

Nuestro pequeño homenaje a Sean Connery contando una historia que posiblemente no conocías. Descanse en paz.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Curiosidades sobre Superman

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

97 − = 93

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.