Reseña de Justice League #37

Justice League #37

“El Pueblo contra la Liga de la Justicia” – Parte 4

Guión: Christopher Priest. Lápices: Philippe Briones. Tintas: Philippe Briones. Portada: Pete Woods. Portada alternativa: J.G. Jones

“A medida que la confianza del pueblo en la Liga continua cayendo, las complicadas relaciones dentro del equipo son puestas de lado cuando Simon Baz es secuestrado por una misteriosa figura conocida como el Fan: un seguidor extremista de la Liga de la Justicia que fue inspirado por el equipo durante su juventud y que en la actualidad mata a los enemigos de la Liga. El Fan literalmente conoce cada detalle sobre los poderes y las tácticas de cada miembro de la Liga, y fácilmente les pone en contra sus propios sistemas y recursos en favor de “su propio bien”.

Resumen

La Liga sigue estando cuestionada, y ahora le sumamos un cargo de homicidio. El Congreso está cuestionando a Superman sobre las recientes acciones de la Liga y le pregunta:”¿Cómo se invoca a la ira?” Superman trata de asegurarles que la Liga está formada por hombres y mujeres de buena voluntad que eligen el anonimato por su abundancia de cautela.

Después de una breve historia retrospectiva nos presentan a El Fan, un hombre que idolatra a la Liga de la Justicia. Probablemente la persona que se hizo pasar por Batman en el último número, y la que saca a Simon Baz del campo de juego. También es capaz de infiltrarse en el sistema de la Atalaya antes de que Cyborg se dé cuenta de lo que estaba pasando.

Disfrazado de Green Lantern, El Fan va a un canal de televisión local e intenta interrumpir una transmisión de dos personas discutiendo sobre las recientes acciones de la Liga de la Justicia.

Pero resulta ser una trampa, ya que Aquaman y Wonder Woman se revelan quitándose el disfraz de anfitrión e invitado y la Liga noqueando a El Fan.

El equipo se pregunta qué hacer con él, ya que sabe demasiado sobre ellos, y nunca se le puede permitir que testifique. De repente, la Liga comienza a ser transportada. El Fan yace en el suelo riéndose.

Justice League #37

Opinión

Todavía me cuesta aceptar múltiples lápices en un arco. Briones y Eltaeb son buenos artistas por derecho propio, pero hemos tenido tres números consecutivos dibujados y coloreados muy claramente por Pete Woods. El trabajo de Woods ha sido tan parte de esta historia como el de Priest, pero este tipo de cambio implica -intencionalmente o de otra manera- que el arte es un factor de menor importancia, uno que se puede ajustar según sea necesario sin dañar “la historia”. Desde el principio, mi impresión de este número fue menor de lo que podría haber sido si la obra de arte hubiera sido consistente.

Aparte de eso, la historia se las arregla para ser entretenida, aunque se me queda corta. Priest se tropieza repetidamente sobre sí mismo esta vez, tratando de hacer demasiado y no haciendo mucho.

El número empieza con la narración del villano con una voz muy particular, pero nunca volvemos a tener esa voz; y, aisladamente, este discurso estilizado parece una elección extraña. La escena de Cyborg se caracteriza por una desorientación completamente innecesaria, con Priest llevándonos a creer que Victor ha tomado muy en serio las palabras de Glenn Gammaron sobre el liderazgo.

Pero el cómic sigue leyéndose bien. Dejando de lado la inconsistente voz, el villano es un tipo interesante. Puede que tenga la intención de servir como un sustituto para todas las personas que se quejan de Baz, Jess y otros personajes diversos, pero nunca llega a ser una vara de reprensión para el lector (aunque en última instancia esté destinado a serlo).

Briones presenta las cosas bien, y gran parte del trabajo de Eltaeb se ve bien, también; pero también hay bastantes viñetas donde Eltaeb se vuelve un poco loco con la iluminación. Como Patch Zircher (el artista de ese cómic), creo que Briones se beneficia de una iluminación más sutil que no se acerca demasiado al realismo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1