Reseña de Event Leviathan #4

Evento Leviatán #4

«Evento Leviatán»

Guión: Brian Michael Bendis. Lápices: Alex Maleev. Portada: Alex Maleev. Portada alternativa: Jay Anacleto and Rain Beredo

¡Batman contra Superman! Sé testigo del interrogatorio de la década a medida que Bruce Wayne arrincona a Superman para encontrar la pieza faltante del rompecabezas de Leviatán que ambos necesitan. Es una batalla de ingenio y voluntad cuando los mejores detectives del universo se unen para descubrir el por qué y cómo de Leviatán antes de que sea demasiado tarde. Y cuando eso no funciona… ¡llega Lois Lane! Del equipo creativo de Brian Michael Bendis y Alex Maleev, es otro thriller totalmente oscuro que abrirá un camino sangriento a través del Universo DC.

Resumen

En la Batcueva el grupo de Detectives interroga a Superman para descubrir si pudo averiguar cuál es la verdadera identidad de Leviatán pero, por sobre todo, para saber cómo fue que el enemigo pudo derrotarlo. Visiblemente exhausto Superman pide que lo dejen a solas con Batman y Lois. El resto procede a marcharse visiblemente molestos por esa excepción. El Hombre de Acero procede a contarles que localizó a Amanda Waller en Cuba pero que Leviatán había llegado antes a ella. Él intentó razonar con ese nuevo enemigo para hacer que se rindiera sin presentar pelea. Sin embargo la máscara de Leviatán emitió una extraña energía que lo atrapó en un campo de fuerza temporal y lo retuvo hasta que ellos y desaparecieron llevándose a Waller.

Mientras tanto en la cocina de la Mansión Wayne, Manhunter le revela a sus compañeros que está allí no solo por habilidades como detective sino también porque Leviatán puso a una impostora en su identidad civil, durante el ataque al D.E.O lo cual hizo que las fuerzas especiales de Metrópolis irrumpieran en su casa para arrestarla creyendo que tuvo algo que ver con el ataque. Dado que Leviatán no trató de destruirla o reclutar, los detectives se preguntan si el hecho de haberla inculpado del ataque no se trató de alguna especie de venganza personal.

El grupo comienza a plantearse si aquello no es otra distracción más orquestada por el enemigo para mantenerlos alejados de la verdad. En ese momento se les unen Batman, Superman y Lois. Pero mientras Robin comienza a relatar una anécdota contada por Alfred que puede aplicarse a esa situación, Lois abandona sigilosamente la habitación y toma prestado uno de los vehículos de Bruce para seguir una corazonada. Fuera de la mansión, Silencer aguarda la salida de Wayne con un rifle pero tanto ella como su contacto al otro lado del auricular se sorprenden al descubrir a la periodista abandonando la mansión en el coche de Wayne y se preguntan si acaso habrá un romance entre ellos dos. Poco después la sorpresa de la asesina aumenta cuando también ve a salir a Superman. Minutos antes en el interior de la Batcueva, Batgirl finalmente logró comunicarse con el equipo y les informó que se encontraba en alguna parte de Seattle. Al instante Superman y Plastic Man se pusieron en carrera para llegar hasta su ubicación antes que se cortase la llamada. En el presente, Batgirl les informa que Leviatán planea un gran ataque para la mañana siguiente y que la organización ahora cuenta con todos los activos y miembros de A.R.G.U.S, la D.E.O, Spyral y todas las otras agencias con las que acabaron. Ellos le preguntan cómo fue que el enemigo compró sus lealtades, pero al instante la comunicación se corta.

En ese momento, Superman y Plastic Man llegan a Seattle, pero de golpe estalla una cegadora burbuja de energía delante de sus ojos. Por otro lado, Lois estaciona el vehículo dentro de un almacén en ruinas donde la espera otro grupo compuesto por Zatanna, el Hombre Elástico, John Constantine, Harvey Bullock, Deathstroke y Renee Montoya. Zatanna le pregunta si acaso su grupo de detectives logró averiguar algo y Lois le responde que no. No obstante la hechicera le informa que ellos sí, y es algo que no le gustará nada.

Opinión

Este número continúa el patrón de conversaciones del cómic, interrumpido por flashbacks de acción. Esta vez, es precipitado por la llegada de Superman a la Batcueva después de no haber logrado evitar que Leviatán secuestrara a Amanda Waller. Superman no es el único jugador nuevo en entrar en el cómic en este número, ya que Silenciador y Batgirl (entre otros) también aparecen en el capítulo. El número termina con una revelación que podría poner a toda la serie de cabeza, y sin duda complica las cosas de cara a los dos últimos números.

Bendis continúa creando un misterio convincente y bien planeado. Las bromas entre los personajes son casi demasiada características de Bendis, pero es fácil de perdonar ya que hacen gracia.

El arte de Alex Maleev, con letras de Josh Reed, sigue siendo impresionante. Maleev hace algo psicodélico con el arte cuando Superman usa su visión de rayos X para tratar de descubrir la identidad de Leviatán, y cuando Leviatán se escapa. Incluso los momentos más tranquilos siguen siendo visualmente dinámicos.

Comments

comments

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.