Reseña de Action Comics #1000

Action Comics #1000

Guiones: Brad Meltzer, Brian Michael Bendis, Dan Jurgens, Geoff Johns, Louise Simonson, Marv Wolfman, Paul Dini, Paul Levitz, Peter J. Tomasi, Richard Donner, Scott Snyder, and Tom King

Artistas: Butch Guice, Clay Mann, Curt Swan, Dan Jurgens, Jerry Ordway, Jim Lee, John Cassaday, Jose Luis Garcia-Lopez, Kevin Nowlan, Kurt Schaffenberger, Neal Adams, Olivier Coipel, Patrick Gleason, Rafael Albuquerque y Scott Williams

Colores: Sánchez, Alex Sinclair, Dave McCaig, Hi-Fi, Jordie Bellaire, Laura Martin, Matt Wilson y Trish Mulvihill

Letras: Carlos M. Mangual, Chris Eliopoulos, Cory Petit, Dave Sharpe, John Workman, Josh Reed, Nick Napolitano, Rob Leigh y Tom Napolitano

Portada: Alex Sinclair, Jim Lee y Scott Williams

Celebra 1000 números de Action Comics con una alineación de estrellas de los mejores talentos mientras rinden tributo al cómic que lo inició todo! Desde la explosiva acción de hoy hasta una historia inédita ilustrada por el legendario Curt Swan hasta el futuro del hombre de mañana, este número muy especial y de gran tamaño presenta lo mejor de lo mejor de las historias de Superman.

 «For the City That Has Everything» (Para la ciudad que lo tiene todo)

Escrito por Dan Jurgens

Arte por Dan Jurgens and Norm Rapmund

Colores por Hi-Fi

En medio de la invasión de Khund, la ciudad de Metrópolis celebra el «Día de Superman», un día de reconocimiento por todo lo que Superman ha hecho por la ciudad. Sin embargo, el Hombre del Mañana no parece muy entusiasmado con las festividades.

Después de destruir algunos buques de guerra khundianos, Lois y Jon tratan de conseguir que Clark venga a un panel de celebración, lo que hace con indecisión.

La presentación comienza con un grupo de invitados relatando sus experiencias de cuando Superman los salvó. Mientras tanto, Clark se siente incómodo, preocupado por los Khunds enviando una fuerza mayor. A medida que utiliza su visión telescópica para comprobar, sin embargo, no encuentra nada más que espacio.

Durante la presentación, Lois es continuamente bombardeada con llamadas de su jefe, Perry White, pero cuando aparece en el escenario para hablar en el panel, Superman se da cuenta de que algo va mal. Se aleja volando, pero es detenido por Wonder Woman, que revela la verdad: los Khunds intentaron una invasión a gran escala, pero los héroes del mundo ya se han ocupado de ello. Diana admite apologéticamente que Martian Manhunter influenció a Superman telepáticamente, por lo que no notó nada, y Lois había estado al teléfono con Batman todo el tiempo. Diana explica que su familia y amigos hicieron esto porque querían que disfrutara de su día. Después de todo, también influyó en todos ellos.

Mientras Superman regresa a la presentación, ve a las familias Super y Bat, a la Liga de la Justicia, a los Titanes, a los Linternas Verdes de la Tierra… todos los héroes e incluso villanos como Harley Quinn y Deathstroke se reunieron para celebrarlo.

«Never-Ending Battle» (Batalla sin fin)

Guión por Peter J. Tomasi

Arte por Patrick Gleason

Colors by Alejandro Sanchez

En su cumpleaños, Superman cuenta los acontecimientos que ocurrieron justo antes de su llegada:

Después de una noche de patrulla, Superman es teletransportado a la guarida de Vandal Savage, que lo engancha a un dispositivo que puede «armar a Hypertime». Vandal explica que el dispositivo atrapará a Superman en un bucle de tiempo interminable, donde nunca será capaz de evitar que Vandal se apodere del mundo.

Vandal activa el dispositivo, enviando al héroe a su propio pasado.

Superman despierta en la década de 1930 en Metrópolis, donde se encuentra luchando contra un grupo de gángsters. Clark se da cuenta de que le faltan algunos de sus poderes, pero sin embargo está entusiasmado. A medida que avanza el bucle temporal, Vandal lleva a Superman de adversario en adversario, incluyendo a antiguos villanos, versiones alternativas de sí mismo e incluso el poder de la propia «naturaleza». A pesar de esto, Clark no retrocede. Utiliza el tiempo a su favor, superando el ataque de Vandal y derrotando al enemigo de una vez por todas.

Cuando Clark regresa a casa, se da cuenta de que cada encarnación de él siempre terminará cuando se reúna con su familia.

«An Enemy Within» (Un enemigo interior)

Mientras Superman detiene a Brainiac de atacar Japón, Maggie Sawyer negocia una situación de rehenes en un instituto; un director se ha llevado a una estudiante y la tiene a punta de pistola.

Superman escucha la situación desde lejos, creyendo que el director está bajo la influencia de Brainiac. La policía trae a la esposa del director para aliviar la situación, sacándolo del control del villano. Superman corta los controles de la nave de Brainiac, anulando la señal y liberando al director.

Más tarde, Maggie encuentra a un vagabundo y trata de ayudarlo, pero él la ignora. El hombre está en el proceso de ser controlado por Brainiac, pero la conexión falla.

Cuando Superman abandona Japón, se da cuenta de que Brainiac estaba condenado al fracaso porque la humanidad tiene una «mente demasiado fuerte» para ser controlada por un poder superior.

«The Car» (El coche)

Escrito por Geoff Johns y Richard Donner

Arte por Olivier Coipel

Colores por Alejandro Sánchez

Butch Mason lleva su coche al taller para repararlo. Cuando el mecánico pregunta qué ha dañado el coche, Butch responde con «un hombre con ropa interior roja».

Mientras espera afuera, Butch es visitado por Superman, quien lo confronta sobre la noche anterior. Clark le dice que se fijó en el pasado de Butch, conociendo sobre su infancia problemática. Butch se quedó huérfano y terminó en la calle cuando sus padres murieron cuando él tenía 13 años. Butch recuerda un día caluroso cuando él y los otros huérfanos sólo querían nadar, pero no había piscina.

Superman le dice que tome una decisión, que continúe causando problemas en la ciudad o que «sea la persona que no estuvo ahí para él».

Una vez que Superman vuela, Butch lleva su coche reparado al viejo orfanato y abre una boca de incendios, deleitando a los niños y satisfaciendo su conflicto interior.

«The Fifth Season» (La Quinta Estación)

Superman se encuentra con Lex Luthor en el Planetario de Smallville, confrontándole sobre la adquisición de dos objetos: el «Ojo de Xotar» y las «Tijeras del Tiempo de Cronos». Juntos, estos dos objetos podrían ser usados para borrar cualquier línea genealógica de la historia. Luthor rechaza las afirmaciones, afirmando que sólo desea observar las estrellas.

Superman pregunta por qué Luthor eligió el Planetario, y responde diciendo que fue el único lugar que le ofreció consuelo cuando era niño. Luthor explica que en Smallville, hay un tiempo entre el invierno y la primavera donde el clima se vuelve completamente impredecible, un tiempo llamado «La Quinta Estación». Durante este período, Luthor visitaba el Planetario para escapar del abuso de su padre.

Luego le cuenta a Superman sobre una época en la que una vez había ido allí con la esperanza de usar el telescopio de la instalación para enviar una llamada de socorro al espacio, buscando a alguien que bajara de los cielos para ayudarlo. Luthor creía que su llamada fue dejada sin respuesta, pero estaba equivocado…

En la escuela, Luthor había construido un «láser rudimentario» con su compañero de laboratorio, Clark Kent, y lo había llevado al telescopio. Sin embargo, se había olvidado de calentar el nitrógeno líquido, que lo habría matado si no fuera por Clark Kent. Clark se dio cuenta, y usó su visión de calor para arreglar el error, salvando a su amigo. Luthor nunca se dio cuenta de que su llamada había sido respondida, en el mismo momento en que fue enviada.

En el presente, Luthor admite haber usado el Ojo y las Tijeras para matar a Superman. Superman lo sabe, pero al pronunciar su sentencia final, desaparece de la existencia.

«Of Tomorrow» (Del futuro)

Escrito por Tom King

Arte por Clay Mann

Colores por Jordie Bellaire

En la Tierra, cinco mil millones de años en el futuro, el sol rojo se expande para engullir el planeta. Superman va a visitar la tumba de sus padres y cuenta cómo no dejará que el planeta sea olvidado y pone al día a los Kent sobre Lois que ahora dirige una red de información galáctica y les dice que estarían orgullosos de Jon. Dice que los ama, se despide y les da las gracias por todo lo que hicieron por él.

«Five Minutes» (Cinco minutos)

Clark Kent tiene que entregar una historia en cinco minutos, pero se preocupa por varias situaciones alrededor de Metrópolis que requieren su atención.

«¡Actionland!»

Guión por Paul Dini

Arte por José Luis García-López and Kevin Nowlan

 Colores por Trish Mulvhill

Un guía turístico da la bienvenida a un grupo de visitantes a «Actionland», un parque temático de Superman. La mujer guía a la multitud a lo largo de la vida de Superman: su huida de Krypton, su infancia en Smallville, su vida adulta en Metrópolis, sus batallas junto a la Liga de la Justicia o por su cuenta contra sus peores enemigos hasta su batalla final contra el señor Mxyzptlk donde cayó el Hombre de Acero.

De repente, el mundo alrededor de la visita guiada se desmorona, y el señor Mxyzptlk aparece, refunfuñando por su incapacidad para llegar a un final épico a pesar de sus poderes de reescritura de la realidad. Su novia -y guía turística-, la Srta. Gsptlsnz, afirma que Mxyzptlk no puede elegir un final porque, en el fondo, no quiere que la historia termine. Superman lo define tanto como él define a Superman.

Mxy y Gsp se abrazan mientras Bat-Mite y sus compañeros en el crimen deciden que es su turno de montar el cohete de Superman hasta la Batcueva.

«Faster Than A Speeding Bullet!» (Más rápido que una bala)

Escrito por Brad Meltzer

Arte por John Cassaday

Colores por Laura Martin

Superman ve a un ladrón disparando a un transeúnte inocente. Mientras avanza, sabe que no lo logrará. Está demasiado lejos.

Sin embargo, la mujer rehén apoya su peso contra el cañón del arma, cogiendo al ladrón desprevenido. Su comportamiento imprudente obviamente no detiene la bala pero le da a Superman el tiempo extra que necesitaba para salvarla.

Luego Superman está hablando con Lois. Su esposa dice que la gente se inspira en Superman, pero ellos a su vez lo inspiran a él.

«The Game» (La partida)

Escrito: Paul Levitz

Arte: Neal Adams

Colores: Hi-Fi

Superman se reúne con Lex Luthor en la azotea de LexCorp, porque el Hombre de Acero quiere compartir un momento humano con él. Lex fanfanorrea que será otra oportunidad para él para derrotarle… otra vez.

Superman solo quiere jugar con él a una partida de ajedrez.

Cuando Superman está a pundo de hacer jaque mate, Lex le sorprende con uno de sus trucos, el último movimiento es suyo al poner kryptonita en una de las piezas del ajedrez.

Cuando Lex saborea su victoria sobre el Hombre de Acero, Superman destruye con su superfuerza las cadenas de kryptonita dejando al villano atónito al ver como se ha desecho de su gran debilidad. Superman confiesa que ha pedido ayuda a un amigo que tiene una pequeña Caja Madre que puede hacer milagros, como anular la radiación durante un minuto o dos.

Lex jura venganza.

«The Truth» (La verdad)

Escrito por Brian Michael Bendis

Arte por Jim Lee y Scott Williams

 Colores por Alex Sinclair

Superman es golpeado en varios edificios y se estrella en una cafetería. Dos mujeres encuentran su cuerpo apenas consciente y tratan de arrastrarlo a un lugar seguro cuando su agresor llega y se precipita hacia Superman. De repente, Supergirl se abalanza sobre el alienígena y lo golpea con una brutal combinación de visión de calor y puñetazos rápidos en la cara. Furioso, el extraterrestre se la quita de encima, rugiendo que se encargará de ella a continuación, y reanuda su ataque.

Superman vuelve a la carga de nuevo, pero el alienígena es demasiado poderoso y lo aplasta una y otra vez con facilidad. Una vez que ha clavado a Superman en el suelo y derribado a Supergirl, el salvaje extraterrestre declara que su nombre es Rogol Zaar, quien limpió la galaxia de la plaga kriptoniana y ha venido allí para exterminar a los últimos supervivientes. Mientras clava su espada en el pecho de Superman, declara que finalmente terminará con la amenaza kriptoniana tal y como le prometió a Jor-El cuando destruyó Krypton.

View post on imgur.com

Opinión

Ochenta páginas no son suficientes para conmemorar 80 años y 1000 números, pero no hay ningún precedente para celebrar un hito así. Action Comics #1000, sin embargo, hace un intento valiente – y por lo general tiene éxito. Sus 11 historias rinden homenaje al Hombre de Acero, desde su primera aparición hasta su siguiente era. Es la celebración del cumpleaños de Superman, con muchas historias para sus fans – pero como cualquier pila de regalos, algunas historias son mejores que otras.

Dan Jurgens ha tenido tanto impacto en el personaje como cualquier otro en la era moderna, así que es apropiado que el número comience con su «De la ciudad que lo tiene todo», una observación festiva de todo lo que Superman ha hecho por la gente de la ciudad que él llama su hogar. La historia de Jurgens se vuelve a veces un poco falsa, pero es un tributo adecuado a un personaje que no sólo ha llegado a significar mucho para los residentes de Metrópolis, sino también para sus lectores. También es un refrescante recordatorio del respeto que le tienen sus colegas, capturado en una brillante y divertida difusión de Jurgens para concluir la introducción del número.

No menos apropiada es la «Batalla sin fin» de Peter J. Tomasi y Patrick Gleason, que no sólo es una deliciosa oda a los 80 años de existencia de Superman, sino también a su propia carrera en la serie de Superman, que se va a perder. Tomasi hace el esfuerzo de establecer un mecanismo de historia para el viaje en el tiempo de Superman a través de su propia historia – maravillosamente capturada por Gleason – pero no es realmente necesario. Las visiones en momentos significativos del pasado del Hombre de Acero no sólo son significativas, sino simplemente divertidas, recordando a los lectores décadas de terribles historias.

Un par de historias más cortas permiten que algunos creadores notables del pasado se unan a la celebración, pero lamentablemente los resultados reales se quedan cortos. La obra de Marv Wolfman «An Enemy Within» reutiliza un poco de arte del legendario Curt Swan, pero la historia es trillada, y las tintas de Butch Guice chocan con los lápices de Swan. «El juego» de Paul Levitz le da a Neal Adams algo de tiempo en el escenario, pero parece anticuado. A pesar de que los diseños de Adams son tan grandiosos como siempre, sus acabados parecen haber sido completados en un plazo demasiado corto.

Las publicaciones breves posteriores son mucho mejores. Richard Donner se une a Geoff Johns y Olivier Coipel en el inspirador «The Car», explicando finalmente lo que sucedió después de los eventos mostrados en la portada icónica de Action Comics #1. «La Quinta Estación» de Scott Snyder y Rafael Albuquerque es una mirada superior a la relación entre Superman y Lex Luthor. Y «De Mañana», de Tom King y Clay Mann, es una conmovedora mirada a los recuerdos literales del Hombre del Mañana de sus padres adoptivos, que llevan mucho tiempo desaparecidos.

Los veteranos Louise Simonson y Jerry Ordway tipifican los milagros del Hombre de Acero en «Cinco minutos», a la vez que proporcionan una mirada divertida al conflicto que Superman crea en la vida de Clark Kent. El caprichoso «Actionland» de Paul Dini presenta el bienvenido regreso de José Luis García-López a las páginas de Superman, evocador de la época anterior a la crisis para aquellos que lo extrañan. Sin embargo, la técnica de Brad Meltzer «Más rápido que una bala» es una mirada laboriosa a la habilidad del Hombre de Acero para salvar el día, y es ejecutada duramente por el usualmente excelente John Cassaday.

Naturalmente, el número finaliza con la presentación del escritor entrante de Action Comics y Superman, Brian Michael Bendis. «La verdad», escrita por Bendis e ilustrada por Jim Lee, pone a los lectores en medio de una batalla con un enemigo desconocido, culminando con una sorprendente revelación que se remonta a los comienzos de Superman. La historia es una buena representación de lo que los lectores pueden esperar en la próxima carrera de Bendis. El arte de Lee es limpio y dinámico, como siempre, y Bendis presenta un drama salpicado de sus habituales tics irreverentes de guiones. Los fans de Bendis tienen mucho que esperar, pero los enamorados de la ya concluida era Jurgens/Tomasi/Gleason podrían tardar algún tiempo en ganarse su confianza.

Action Comics #1000 es una fiesta muy agradable, aunque un poco acolchada para dar cabida a algunos invitados adicionales que no traen el mismo calibre de regalos. Mientras que un poco hinchado en ocho dólares y 80 páginas, Superman se ve mucho mejor que la mayoría de nosotros a los 80 años de edad.

Comments

comments

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

2 comentarios sobre “Reseña de Action Comics #1000”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.