Cómo Superman regresó de entre los muertos en los cómics

El 24 de agosto de 1993, Superman regresa de la muerte en Superman #82. El Hombre de Acero murió en los cómics hace 26 años, así que pensamos que valdría la pena volver a visitar la resurrección de Superman.

Después de que Superman muriera luchando contra el horrendo monstruo conocido como Doomsday, los títulos de Superman de DC Comics rápidamente comenzaron a abordar cómo el mundo reaccionó a su muerte con «Funeral por un Amigo». Fue una serie de números deprimentes, más aún porque terminó con el padre adoptivo de Superman, Jonathan Kent, colapsando de un ataque al corazón, justo antes de que los cómics se tomaran un paréntesis de tres meses, dejando el destino de Pa Kent en el misterio. La historia se retomó en Aventuras de Superman #500 (el último número escrito por Jerry Ordway, quien fue el único creador que quedó del reinicio de El Hombre de Acero en 1986). Pa Kent está en alguna versión de la otra vida, donde se encuentra con su hijo adoptivo y decide que en lugar de volver a su propia vida, arriesgará todo para salvar a su hijo. Jonathan entonces viaja a través de una serie de encuentros con los horrores de su pasado (luchando en la guerra cuando era joven) y los demonios kryptonianos antes de conseguir que Superman acepte luchar para vivir de nuevo. Los dos hombres eligen entonces renunciar a «ir a la luz» y en su lugar intentar volver.

Jonathan entonces se despierta en un hospital, aparentemente conmocionado de nuevo a la vida, con su experiencia calcada a un sueño. Sin embargo, es lo suficientemente convincente como para que Lois Lane vuele de vuelta a Metrópolis y compruebe la tumba de Superman… ¡y descubra que su cuerpo no está allí!

Eso, por supuesto, condujo a la historia conocida como el «Reinado de los Superhombres», en la que tres de los cuatro nuevos personajes llegaron, alegando que eran un Superman que había regresado, de alguna manera (uno de ellos, John Henry Irons, sólo afirmaba que continuaba con el legado de Superman como superhéroe). Uno de ellos afirmaba ser una versión cibernética de Superman, ya que su cuerpo original había sido demasiado dañado por Doomsday. Otro afirmó ser un clon del Superman original. El último afirmó que había sido transformado por la muerte en un vigilante más despiadado.

Con el tiempo, se reveló que el Cyborg Superman era en realidad un villano. Los otros tres Superhombres se enfrentaron a él, pero las cosas se veían muy mal para ellos. Sin embargo, las circunstancias comenzaron a cambiar cuando lo que parecía ser un robot kryptoniano escapó de la Fortaleza de la Soledad y viajó a Metrópolis, donde los héroes discutían sobre cómo prepararse para proteger la ciudad de la invasión entrante del Superman Cyborg. La mención de Metrópolis en peligro obligó al habitante de la armadura andante a revelarse: ¡¡Era Superman!!

Superman, sin embargo, regresó sin sus poderes, así que tuvo que usar armas para ayudar a los otros Superman a enfrentarse a Cyborg Superman. En la pelea, el Cyborg Superman hirió gravemente a la versión «Erradicator» de Superman. El Erradicador aparentemente se sacrificó a sí mismo devolviendo a Superman sus poderes. Resultó que la razón por la que faltaba el cuerpo de Superman era porque el Erradicador lo había sacado de la tumba y luego había drenado lo suficiente de su fuerza vital como para activar al Erradicador con los poderes de Superman.

Después de que el ahora reconvertido Superman derrotó a Cyborg Superman (y a los invasores alienígenas que trabajaban a su lado), tuvo la oportunidad de restablecer su vida en la Tierra con Lois Lane (había un alienígena metamorfo conocido como Matrix que estaba operando como Supergirl en ese momento – usó sus poderes para transformarse en Superman y, por lo tanto, permitir que Clark Kent fuera milagrosamente encontrado con vida, viviendo en los escombros de la lucha de Superman contra Doomsday). Luego fueron visitados por el misterioso Doctor Oculto, quien antes reveló cómo habían funcionado todos los eventos anteriores para que Superman pudiera regresar de entre los muertos.

El primer paso es notar que, incluso cuando el alma de Superman comenzó a irse, su cuerpo físico todavía estaba siendo alimentado por el sol de la Tierra (y recibió una sacudida significativa de energía cuando el grupo científico secreto conocido como Cadmus había usado un desfibrilador súper cargado para tratar de devolverle la vida al corazón de Superman). Así que el cuerpo kryptoniano único de Superman fue capaz de continuar funcionando apenas después de haber sido separado de su alma. Sin embargo, sin el alma, y atrapado en una tumba sin ninguna energía nueva para darle poder, finalmente el cuerpo también habría expirado. El alma de Superman era naturalmente la presa principal para los demonios y eso fue lo que vimos en Aventuras de Superman #500, donde Jonathan Kent afortunadamente fue capaz de luchar contra los demonios y luego conseguir que su hijo accediera a tratar de regresar a la tierra de los vivos. Así que el alma de Superman volvió a entrar en su cuerpo al mismo tiempo que el alma de Jonathan Kent regresaba a su cuerpo en Smallville.

Al mismo tiempo, el Erradicador, la máquina kryptoniana diseñada para mantener vivo a Krypton por cualquier medio, había entrado en la tumba y había copiado inadvertidamente el cuerpo de Superman y se había vuelto corpóreo. Ahora con un cuerpo que parecía Superman, el Eradicador tomó el cadáver de Superman (que acababa de reunirse con su alma, pero que sólo era ligeramente funcional) y regresó a la Fortaleza de la Soledad (siendo un ser kryptoniano, el Erradicador fue capaz de entrar en la Fortaleza) donde luego colocó el cuerpo de Superman en una matriz de regeneración para sanar. El Erradicador tomó prestada algo de energía de Superman mientras estaba en la matriz de regeneración para potenciarse a sí mismo. Esta es la razón por la cual, cuando Superman finalmente emergió de la matriz de regeneración kryptoniana (que estaba alojada en el traje de armadura), no tenía sus poderes – el Erradicador los había robado temporalmente.

En pocas palabras, entonces, lo que sucedió fue que el Erradicador, dedicado a proteger la vida kryptoniana, trató de regenerar el cuerpo de Superman – su cuerpo sólo fue capaz de permanecer funcional porque recibió un gran rayo de energía justo después de la «muerte». Jonathan Kent logró traer su alma de vuelta al cuerpo justo cuando el Erradicador la estaba regenerando. Se trataba de un conjunto absolutamente único de circunstancias que difícilmente podrían volver a ocurrir, ya que alguien tendría que estar teniendo una experiencia cercana a la muerte justo al mismo tiempo que el cuerpo de Superman se colocaba en una matriz de regeneración (que fue destruida en la historia, por lo que ya ni siquiera existía).

Comments

comments

Acerca de Miss Lane

Diseñé miles de inventos revolucionarios que me habrían convertido en la mujer más rica del mundo… pero los guardé en Megaupload. Ahora dirijo esto a tiempo completo.

Ver todas las entradas de Miss Lane →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 4

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.