Reseña de Superman III

Superman III
Nos ocupamos hoy de otra de las películas clásicas del Hombre de Acero, analizamos y desmenuzamos esta película protagonizada por Christopher Reeve.

¿O deberíamos decir mejor Richard Pryor? En cualquier caso te invitamos a que leas nuestra opinión al respecto, bienvenid@ y esperemos que los disfrutes.

Corrían buenos tiempos para la familia Salkind, en 1982 las dos primeras películas del Hombre de Acero habían funcionado como un tiro.

Tanto es así que los dueños de los derechos del personaje ya anunciaban la tercera parte de la franquicia.

Liberados ya del «problema» que suponía para ellos Richard Donner y Tom Mankiewicz, los Salkind otorgaron a Richard Lester (director de Superman II) los galones para llevar nuevamente el chiringuito apoyándose en el guión de Davi y Leslie Newman que trataron de meter con calzador conceptos que se habían descartado en películas anteriores.

Eso no sería lo peor de todo lo expuesto, ya que estos guionistas vieron en televisión, concretamente en el programa «The Tonight Show» al cómico de moda Richard Pryor.

Decidieron que la película sería la releche juntando a Superman y a este humorista después que el presentador del programa preguntara a Pryor por sus próximos proyectos.

El cómico respondió, a modo de broma, que quería ver la próxima película de Superman tras recrear en una de sus actuaciones los mejores momentos de «Superman The Movie».

Con estos «sólidos mimbres» la película echa a andar, pero no todo es un camino de rosas, los Salkind obviamente querían el mismo elenco que había encumbrado la franquicia.

Pero Margot Kidder no entraba en sus planes puesto que la actriz había insultado duramente a los productores tras el despido de Donner.

La situación se «arregló» cuando Chris Reeve sacó la cara por ella y fue contratada aunque su participación fue meramente testimonial ya que aparece en la película cinco minutos contados repartidos al inicio y final de la cinta.

La protagonista femenina de la película recayó en Lana Lang, interpretada por una Annette O´Toole, simplemente deliciosa.

Bajo mi punto de vista aporta mucho más al héroe en esta película que la Lois de las dos cintas anteriores al estar enamorada del Clark granjero y no del deslumbrante héroe.

Pero si eso se solventó con cierto acierto, la elección del villano no pudo ser peor, con la negativa de Gene Hackman de repetir papel.

Se contrató a Robert Vaughn para interpretar a Ross Webster, un villano de marca blanca, que si bien no quiere conquistar el mundo, sí quiere hacerse el más rico del lugar.

Para ello utiliza al personaje interpretado por Pryor, Gus Gorman, un pobre diablo sin suerte en la vida que descubre que es un genio de la informática.

Engañado por Webster crea un superordenador capaz de matar al Hombre de Acero y una especie de kryptonita artificial que vuelve malo a nuestro héroe.

Esto será de lo mejor de la película, dado que nos llevará a presenciar una de las mejores escenas de Superman en live action.

El Clark Kent de corazón puro se enfrenta en un batalla brutal, en medio de un desguace, a un Superman corrompido, el cual termina sucumbiendo al alma noble del kryptoniano.

Por lo demás la película es absolutamente irregular, decía en la presentación de la publicación que uno no sabe si el protagonista es Superman o Richard Pryor dado que la cinta está hecha para el lucimiento total del cómico y el Hombre de Acero parece un secundario más.

Posiblemente nadie recuerde el estúpido robot humano en el que se convierte la hermana del villano, o cómo la amante de Webster seduce a nuestro héroe ya corrompido que se enchocha tanto con ella que termina por enderezar la torre de Pisa, apagar la llama de la antorcha olímpica, en fin… gilipolleces varias.

Es disfrutable la escena en la que Superman se enfrenta a misiles asesinos, es disfrutable sí, pero sólo hasta que vemos como Webster se pone a los mandos de una cónsola que resulta ser un vídeo juego, algo que la empresa Atari se encargó de desarrollar para la película.

Resumiendo, la película fue algo que podría considerarse como calamitoso, en la que sólo salvaría el conato de romance entre Clark y Lana (con todos los problemas que arrastra la mujer) y la escena en la que Superman se enfrenta a Superman.

Una pena, porque se barajó para esta película la aparición de Brainiac, la llegada de Supergirl y lo que realmente llegó fue el principio del fin y una película para el lucimiento del cómico de moda.

Saludos cordiales.

Non.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Reseñas de películas de Superman

Comments

comments

Acerca de NON

Nacido en Valladolid, (España), en 1975. Fascinado por el personaje desde el momento en el que me llevaron con poco más de tres años al cine a ver "Superman The Movie". Voraz lector de cómics de Superman, el Hombre Murciélago, y sí, lo confieso... También de Marvel. Aficionado al Rugby y a pasarme horas viendo capítulos repetidos de Los Simpson, (Homer Simpson es mi segundo ídolo), acompañado de un refresco de cola. En mis horas laborales me podréis ver subido en una ambulancia, en algún que otro rato libre por aquí poniéndome la capa roja del mayor héroe de todos los tiempos.

Ver todas las entradas de NON →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 26 = 34

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.