Reseña de Justice League Dark: Apokolips War

Desmenuzamos la última película de este universo DC animado. El clímax tras quince episodios ha llegado. Si no queréis conocer todo tipo de spoilers recomendamos primeramente el visionado de la película.

ANÁLISIS

Comenzamos la película con un primer ataque de nuestros héroes a Darkseid, el resultado es devastador tanto para la Liga de la Justicia como para la propia Tierra, crueles y duras muertes se suceden dejando una sensación de que el fin ha llegado.

Superman reacciona y en la Atalaya emite una declaración de emergencia. Entre los asistentes se encuentran Constantine y Zatanna. La situación es crítica, Apokolips ha entrado en nuestro sistema solar y es necesario un ataque que pille por sorpresa al Señor Oscuro, Luthor piensa que es mejor negociar, pero Superman está convencido de que se necesita llevar a cabo su plan.

Tras esta escena viajamos dos años en el futuro, John Constantine se emborracha mientras contempla las ruinas de Londres ardiendo, apesadumbrado por la culpa de sus actos ante él se presentan Superman con extraño aspecto y una débil Raven. Ambos le comunican que hay un nuevo plan para terminar con Darkseid. La magia de Constantine es la llave de todo lo que se avecina y Damian Wayne la pieza clave para salvar a todo el planeta…

Hasta aquí estamos ante momentos ciertamente épicos, con una serie de personajes escogidos para ser clave, el resto pasarán a ser material para la carnicería que causa Darkseid sin pestañear. Atentos a los nuevos ParaDooms (engendros genéticos mitad Parademonios mitad Doomsday)

Me gusta sobretodo que el guión de la cinta, gracias al impresionante trabajo de su guionista que condensa muchísimos conceptos de lo que han sido estas quince películas, lo que da sensación de gran cohesión (algo de lo que adoleció el DCEU), convirtiéndolo no solamente en una cinta de dibujos animados al uso, es más, las muertes de héroes no principales son hasta gores, lo que convierte al producto en algo bastante adulto, quizás incluso alejado de lo que puedan visionar los niños, destacando sobretodo la estética de la película desde el minuto uno.

Y es que esta película tiene muy poquitos puntos negros, posiblemente lo que menos me haya gustado es John Constantine y su hechizo para cada situación, llega un punto en el que a mí particularmente me cansaba, dado que parecía todopoderoso. En el lado contrario, la forma en la que Superman y Darkseid se enfrentan me parece sublime, así como el papel de Batman en toda la trama, y encaja, y de qué forma, que todo lo que empezó con Barry Allen hace quince películas aquí finalice también con él.

Lo digo y lo reafirmo siempre que analizo una película de animación de DC, su futuro pasa por estos productos, (al igual que sus series de televisión), dado que se ve a leguas que son algo meditado con pausa y sobre todo, coherente y bien hecho. En resumen, podemos decir que en lo tocante a animación DC obtuvo por fin su EndGame dados los evidentes paralelismos entre ambos universos.

Saludos cordiales.

Non.

Comments

comments

Acerca de NON

Nacido en Valladolid, (España), en 1975. Fascinado por el personaje desde el momento en el que me llevaron con poco más de tres años al cine a ver "Superman The Movie". Voraz lector de cómics de Superman, el Hombre Murciélago, y sí, lo confieso... También de Marvel. Aficionado al Rugby y a pasarme horas viendo capítulos repetidos de Los Simpson, (Homer Simpson es mi segundo ídolo), acompañado de un refresco de cola. En mis horas laborales me podréis ver subido en una ambulancia, en algún que otro rato libre por aquí poniéndome la capa roja del mayor héroe de todos los tiempos.

Ver todas las entradas de NON →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = 3

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.